Cd. de México (26 octubre 2021).- La Secretaría de Movilidad (Semovi) busca evitar el contrabando de autopartes con la chatarrización y sustitución de 173 micros viejos, que aún operan en tres corredores.

 «Estas unidades obsoletas corren el riesgo de caer en un mercado de autopartes que, si bien puede significar un ingreso para los concesionarios, con el que pueden absorber los costos de la sustitución de unidades, también es un obstáculo para la modernización del transporte público.

«La compraventa de autopartes ineficientes, inseguras y obsoletas puede prolongar la utilidad de unidades con más de 10 años de antigüedad, así como desincentivar su sustitución, incluso cuando estas unidades ya no se encuentran en condiciones de eficiencia, seguridad y comodidad», aseguró la dependencia.


La Semovi dará un bono de 100 mil pesos por unidad, que se entregará una vez que el micro antiguo haya sido destruido, para dar un total de 17 millones 300 mil pesos que vendrán del Fideicomiso para el Fondo de Promoción para el Financiamiento del Transporte Público (Fifintra).

La Semovi también busca disminuir la deuda que tendrán que adquirir los concesionarios para comprar nuevas unidades, y así mejorar la calidad del servicio.

 Para solicitarlo, los concesionarios tienen cuatro días (desde hoy) para presentar su documentación y firmar la carta compromiso.

«Únicamente cuando se haya cumplido con el procedimiento de destrucción y obtenido el comprobante de destrucción que proporcione la empresa recicladora, se hará la entrega del apoyo económico a la empresa con la que los Corredores hayan contraído deuda», afirmó la Semovi.

Los corredores son Chapultepec-Paseo de la Reforma-Satélite-Valle Dorado, operado por la empresa Sistema Metropolitano Satélite (Simesa); Toreo-Revolución-Alameda, del Corredor Toreo Alameda Naranja (Cotansapi) y Tacuba- Avenida 8-Central de Abasto del Corredor Avenida Ocho (Coaveo).

Antes de ser corredores, operaban como las rutas 1, 2 y 99 que, al conformarse como empresas, sustituyeron 776 microbuses, pero quedaron pendientes 173, que los concesionarios ya no cambiaron porque no tuvieron apoyos de bonos para la chatarrización en su momento, aseguró la dependencia.

Para lograr su objetivo, la Secretaría definió un matriz de indicadores, con el que evaluará los resultados de la acción social, con medios de verificación para saber si se alcanzaron las metas.

La Semovi informó a este medio que en la actual Administración se han chatarrizado y sustituido mil 963 unidades antiguas.


Fuente: Reforma